¿Cómo saber si su navegador ha sido secuestrado?

Si experimenta actividad no deseada en su navegador, como páginas de notificaciones que simplemente no desaparecen, es probable que su navegador haya sido secuestrado.

El secuestro del navegador es un grave problema de seguridad que altera su actividad de navegación regular y les da a los secuestradores acceso a información confidencial almacenada en su navegador. Además, los secuestradores de navegador pueden introducir infecciones adicionales en su sistema y evitar que use su navegador normalmente.

¿Como funciona? 

Una de las formas más fáciles para que los secuestradores infecten su navegador es a través de un software descargado sin cuidado que se supone que es seguro. A menudo, el software se incluye con malware, pero otras veces, los sitios web engañan a los usuarios para que acepten descargas adicionales que contienen malware.

Independientemente de cómo lo engañen, las descargas de aplicaciones de software no deseadas son la causa principal del secuestro del navegador y permiten que los secuestradores realicen cambios en su sistema sin su consentimiento. La forma en que los secuestradores modifican la configuración de su sistema o infectan su computadora varía de secuestrador a secuestrador.

Entonces, aprenda cómo identificar un secuestrador de navegador y eliminarlo de su sistema.

Página de inicio desconocida 

Los cambios en la página de inicio y la redirección de URL son uno de los signos más comunes del secuestro del navegador. Cuando inicia su navegador y muestra un sitio web desconocido, un anuncio comúnmente falso o un sitio pornográfico, comprenda que su navegador ha sido secuestrado.

Si ingresa una palabra clave o intenta abrir sitios web que visita regularmente, pero su navegador sigue redirigiéndolo a otro sitio web, indica que un secuestrador ha infectado su sistema.

Leer también:  Cómo descargar Puffin Browser para PC

Además de alterar la actividad de navegación y la configuración de la página de inicio, los secuestradores de navegador también pueden alterar su configuración de DNS y ralentizar su navegador obstruyéndolo con anuncios y ventanas emergentes. No puede restablecer la configuración de la página de inicio o reiniciar sitios web para que su navegador vuelva al mismo estado.

Para reanudar la actividad normal y evitar que su sistema sufra más infracciones, deberá eliminar el secuestrador.

Ventanas emergentes incontrolables 

Las ventanas emergentes a menudo se ignoran como una mera molestia. Sin embargo, son una de las formas de malware más comunes, especialmente porque son (casi) imparables.

Los navegadores que son secuestrados muestran ráfagas de anuncios, y no puede evitar que obstruyan el navegador incluso instalando bloqueadores de ventanas emergentes. Una vez que infectan su sistema, los secuestradores de navegador pueden incluso desactivar el bloqueador de ventanas emergentes.

Pero, ¿cuál es el propósito de esta abrumadora cantidad de anuncios? El objetivo es hacer que el navegador haga clic accidentalmente en ellos para infectar aún más el sistema. Los enlaces emergentes lo redirigen a sitios web no deseados y maliciosos.

Alertas falsas 

Otro signo común de secuestro del navegador es recibir alertas de seguridad de sitios web o aplicaciones que no reconoce. La visualización de amenazas de seguridad genéricas intenta que el navegador sea consciente de su sistema y, sin querer, haga clic en los enlaces por curiosidad.

Si está recibiendo mensajes de este tipo, analícelos cuidadosamente antes de hacer clic en ellos. Verifica si el mensaje que has recibido es de una solución de seguridad que tienes instalada o no. Lo más probable es que no reconozca el software y que los mensajes que recibe sean obra de un secuestrador.

Compruebe las extensiones del navegador 

Chrome le permite agregar extensiones para mejorar la seguridad y la funcionalidad. Pero las extensiones débiles también pueden permitir que los secuestradores se cuelen en su navegador en forma de barra de herramientas o complemento no deseado.

Leer también:  Netflix se aprovecha al máximo de su suscripción

Para verificar, vaya a su configuración para verificar la lista de extensiones instaladas en su navegador. Si hay algo que parece no haber instalado, elimínelo de su navegador. También puede usar la función ” Reportar abuso ” para informar a Google sobre extensiones maliciosas.

Peligros del secuestro del navegador 

Los secuestradores de navegador generalmente secuestran sistemas para obstruirlos con basura inútil que es menos grave en comparación con otras amenazas de malware. Sin embargo, el secuestro del navegador expone los sistemas a amenazas críticas de ciberseguridad.

Debido a que los secuestradores de navegador controlan su actividad de navegación y la configuración del motor de búsqueda, pueden redirigirlo fácilmente a cualquier sitio web que pueda introducir nuevas amenazas y exponer su sistema a nuevos virus.

Una de las amenazas más sofisticadas del secuestro del navegador es redirigir la actividad sin siquiera un clic y generar descargas automáticamente sin ningún control o consentimiento del usuario. Al hacerlo, los secuestradores pueden instalar programas maliciosos e infectar su máquina.

Los secuestradores insidiosos permiten a los ciberdelincuentes monitorear su actividad en línea y revisar sus datos confidenciales. Al instalar programas de “registro de teclas” que registran todo lo que escribe, los secuestradores pueden leer sus mensajes, descubrir contraseñas y acceder a detalles financieros confidenciales, como tarjetas de crédito o datos bancarios.

En casos extremos, los secuestradores de navegador pueden cometer robo de identidad al hacer un mal uso de su información personal. Pueden obtener el control de su sistema para descargar e instalar malware o ransomware de botnet también.

Si su sistema se ha visto comprometido, es un desafío proteger sus datos confidenciales y recuperar el control total de su sistema nuevamente. Por lo tanto, para proteger su navegador de los secuestradores, es importante invertir en una solución de seguridad inteligente como Guardio.

Leer también:  ¿Cómo descargar e instalar Plex en Xbox One y Xbox 360?

Guardio evita que los secuestradores de navegador contaminen su sistema protegiendo sus datos, bloqueando sitios web dañinos y notificándole cuando una aplicación no es segura para descargar. Si sus datos se ven comprometidos o se pierden, puede probar Magic FAT Data Recovery , que es una excelente manera de rescatar sus archivos perdidos o borrados.

Eliminación de secuestradores de navegador 

Se requiere el uso de programas y soluciones de software que se especialicen en eliminar spyware para revertir el daño causado por los secuestradores de navegador de manera efectiva. Otros métodos pueden incluir:

Desinstalar aplicaciones y programas problemáticos 

Una de las formas más sencillas de eliminar los secuestradores de navegador es desinstalar aplicaciones y programas que puedan estar causando el problema. Sin embargo, el problema con este método es que la mayoría de las personas no pueden identificar las aplicaciones y los programas que están causando el problema. Puede desinstalar las aplicaciones que descargó justo antes de que comenzara el problema.

Inicie su sistema en modo seguro 

Si el malware ha infectado profundamente su sistema, es posible que simplemente no sea posible desinstalar aplicaciones. En tales casos, el modo seguro puede ayudarlo a instalar herramientas de eliminación de malware para deshacerse del secuestrador y evitar que el malware exponga su sistema a amenazas adicionales en el proceso.

Limpiar cache 

Una vez que haya eliminado las aplicaciones malignas e instalado el software de eliminación de malware, actualice su navegador restaurando la configuración y borrando el caché.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.