¿Se está convirtiendo la ciberseguridad en un problema?

El aumento del uso de Internet ha resultado en millones de dispositivos interconectados con miles de millones de datos disponibles en la web. Esto significa invariablemente que elementos dudosos como los estafadores de Internet y los ciberdelincuentes han ido en aumento en los últimos años. Por lo tanto, para responder a la pregunta planteada por el tema simplemente; SÍ, la ciberseguridad se está convirtiendo en un problema.

Hace unos meses, los resultados de una importante encuesta sobre delitos cibernéticos mostraron que más del 70% de las principales empresas han sufrido al menos dos ataques cibernéticos en los últimos 12 meses. Las empresas de seguridad de Internet y antivirus necesitan actualizar continuamente su base de datos con las tasas de malware y ransomware aumentando exponencialmente. Por lo tanto, es importante que seamos conscientes de los riesgos e implementemos buenas prácticas para mejorar la ciberseguridad a nivel nacional. Este es el enfoque de este artículo; si estás listo, aquí vamos.

Cómo identificar los riesgos de Ciberseguridad

Con la naturaleza en constante evolución de los delitos cibernéticos, identificar los riesgos de seguridad cibernética es un gran desafío. Sin embargo, es esencial que distinga entre las principales formas de ciberataques. Hemos recopilado algunos de los ataques cibernéticos más comunes que podrían ocurrirle en línea. 

  • Ataque de virus informático:   este es un ataque que involucra el envío de un virus a su sistema para robar o destruir sus datos. Hay diferentes formas en las que este ataque puede enviarse, siendo la más común por correo electrónico o mediante la descarga de un software descifrado. En tal caso, el malware se escribe dentro del software y puede causar daños cuando el programa se instala en un sistema. Un pirata informático puede usar este medio para robar información personal que puede usarse para perpetrar el robo de identidad.
  • Ataques de phishing. Esto implica el uso de un correo electrónico o un sitio web fraudulento para recopilar información de una persona. Los ciberdelincuentes clonan sitios web legítimos como bancos o instituciones financieras para que los usuarios crédulos ingresen sus datos personales y financieros. 
  • Los correos electrónicos de phishing también se envían aleatoriamente con enlaces maliciosos que conducen a sitios web fraudulentos donde se recopilan datos de los usuarios. A veces, estos correos electrónicos informarán a los usuarios desprevenidos que descarguen aplicaciones infectadas con malware. 
  • Ransomware: esta es una forma de malware que se ha vuelto popular en los últimos años con un aumento exponencial de los casos. El ransomware bloquea las pantallas de los dispositivos infectados y cifra los datos importantes dentro del dispositivo. Para recuperar información confidencial, se le pedirá que pague un rescate, generalmente en criptomonedas. Esto ha convertido al Ransomware en una forma importante que utilizan los ciberdelincuentes para robar a los usuarios de computadoras desprevenidos el dinero que tanto les costó ganar. 
  • Robo de identidad: aquí es donde los piratas informáticos usan su información para diferentes propósitos. El robo de identidad es un problema importante ya que varias personas han sido engañadas por personas que afirman ser miembros de la familia y solicitan dinero. 
Leer también:  Por qué los casinos en línea han abandonado las aplicaciones

Los ciberdelincuentes también pueden usar dicha información para realizar lavado de dinero que podría implicar al propietario de la identidad. El riesgo asociado con el ciberdelito significa que debe considerar esto con la mayor importancia. Debe prestar más atención a cómo navega por la web y adoptar las herramientas adecuadas para mejorar su seguridad en línea. 

Mejores prácticas para aumentar la ciberseguridad

Ahora que hemos identificado los principales tipos de delitos cibernéticos, hemos recopilado algunas de las mejores prácticas para fortalecer su seguridad en línea. 

  1. Elija contraseñas seguras

Necesita contraseñas seguras que nadie pueda adivinar. Incluso si intentan adivinar, puede estar seguro de que siempre adivinarán mal. Por lo tanto, asegúrese de que su contraseña no contenga su nombre, fechas de nacimiento o información popular sobre usted. Además, debe asegurarse de que su contraseña sea una combinación de números, símbolos, minúsculas y mayúsculas.

  1. Cuidado con la información que compartes en tus redes sociales

Configura la privacidad de cada una de tus cuentas para que nadie pueda ver tu información. Nunca publiques datos o imágenes de la zona donde vives, dirección y teléfono.

  1. Proporcione datos personales solo en sitios confiables

Se ha convertido en una práctica habitual para muchos sitios solicitar información de las personas. Antes de publicar cualquier información en cualquier plataforma, siempre verifique dos veces para asegurarse de que la plataforma sea confiable. Además, debe comprender que los sitios web cuyas URL comienzan con HTTP sin S no son sitios web seguros. No proporcione su información a tales sitios web en absoluto. Y para aquellos que comienzan con HTTPS, aún deben verificar dos veces para conocer la autenticidad de la plataforma.

  1. Descargar archivos solo de sitios reconocidos
Leer también:  Modo oscuro de Microsoft Word: cómo habilitarlo y usarlo

Existen sitios web de descarga gratuita de programas que engañan a los usuarios, y cuando se descarga la aplicación se ejecuta secretamente contenido malicioso que destruye o se apropia de los datos almacenados. Para evitar esta situación, navegue y solo descargue contenido de sitios confiables.

  1. Leer Políticas de Privacidad

Aunque pueda parecer difícil y voluminoso, es importante leer la política de privacidad antes de ingresar sus datos personales en un sitio web. De esta forma sabrás qué derechos tendrá el proveedor de la aplicación o servicio sobre tu información.

  1. No confíes en extraños

Una de las principales formas de robo de datos es el envío de ficheros, formularios y solicitudes de contacto a través de perfiles y cuentas falsas. Por lo tanto, se recomienda no abrir archivos con origen sospechoso o desconocido. Además, no debe aceptar personas desconocidas que le envíen solicitudes en las redes sociales.

  1. Evita conectarte a redes públicas

Muchos piratas informáticos utilizan Wi-Fi público como una vía para cometer delitos cibernéticos y fraudes. Básicamente, espían a los usuarios desprevenidos y roban información vital. Si te conectas a una red pública, nunca ingreses datos privados, ni accedas a servicios bancarios, correo electrónico y redes sociales.

  1. Cierre todas sus sesiones y limpie el navegador

Cuando termine de usar su navegador , recuerde siempre cerrar su sesión de correo electrónico, redes sociales, mensajería, etc. También debe eliminar las páginas web recientes y el historial de navegación para evitar que otros lo vean. 

  1. Instala y actualiza tu antivirus

Proteja su computadora con programas antivirus y firewalls y configúrelos para que se actualicen con frecuencia. También puede combinar un antivirus con una VPN (red privada virtual). De esa manera, tendrá una capa adicional de seguridad en sus dispositivos de Internet. 

Leer también:  ¿Qué depara el futuro para los sitios web de comparación?

Con las prácticas enumeradas anteriormente, podrá lograr resultados óptimos con respecto a la ciberseguridad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.